Miércoles, 28 de diciembre de 2016

¡¡Es día de fiesta en el Kingdom!! Por fin podemos compartir con nosotros algo en lo que llevamos trabajando muchísimo tiempo: ¡estrenamos avión!

En el día de hoy Language Kingdom ha dado a conocer una de sus grandes novedades de cara a su temporada de viajes de 2017, la compra por parte de la compañía de un avión, más concretamente un Airbus A320 proveniente de la francesa “Air Austral Airlines”. La subida del petróleo, la diversidad geográfica de los clientes de la empresa, el elevado número de aeropuertos existentes en España y la limitada oferta de vuelos a Reino Unido e Irlanda han sido los determinantes de la decisión de la empresa. “Hemos esperado para alterar lo menos posible la cuenta de explotación, pero es que era una inversión necesaria en una compañía con vocación de expansión como la nuestra” confesaba el pasado jueves Ramón Villa, CEO de la empresa, en el marco del Summit invernal en el que el proyecto fue desvelado a los trabajadores del “core” de la empresa. El avión operará inicialmente desde Madrid-Barajas, donde ya ha sido recibido por los trabajadores de la empresa (foto adjunta) y, para el director de desarrollo de programas en el extranjero, Adrián Fernández Mier, “el Kingdom One -nombre operativo que recibe el aparato en la empresa- es un alivio” de cara a las innumerables oportunidades que ofrece para poder colocar un mayor número de grupos en el extranjero en el mismo día, pudiendo realizarse dos salidas y dos llegadas diarias. “Es posible que el avión duerma de vez en cuando en Asturias” aseguraba el ex-booking processor y mánager adjunto de la empresa, Aitor García Queipo, mientras confirmaba que sería él quien se pondría a los mandos del Kingdom One. “Es un paso lógico en la empresa”- aseguraba. Los cambios en la estructura conllevarán una reestructuración del departamento de reservas, en el que habrá altas “porque Karla Fernández ahora será responsable de su propio departamento de operativa, de modo que cambia al lado “agradable” de la gestión de quejas, pero aun así no queremos que pierda su capacidad de persuasión” decía Villa, al tiempo que agradecía a los componentes de su antiguo departamento de reservas su eficiencia y la disposición mostrada ante los cambios.

La última incógnita que el responsable de la empresa resolvió fue la de la utilidad de la aeronave en períodos de menor demanda de servicios lingüísticos, entre los meses de noviembre y febrero: “estamos valorando acudir a más ferias, llevarnos los Summit fuera del país o aumentar aún más si cabe el volumen de chequeos de calidad en destino, para lo que el avión puede ser un activo muy valioso” un extremo este último sobre el que Jorge Blanco y Andrew Trevor, dos de los potenciales afectados por este aumento, respondían “si hay WiFi para enviar las fotos y para editar WordPress, por nosotros sin problema”.

lkplane-copia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *