¡Buenas a todos!

Estamos llegando al final de nuestra estancia, pero eso no significa que bajemos el ritmo. Hoy, hemos empezado la mañana con la visita a Dublinia, un museo vikingo interactivo en el que hemos aprendido muchísimo. Entre otras cosas, ¡hemos aprendido a escribir nuestro nombre con runas! Y, como después tuvimos un poquito de tiempo libre, aprovechamos para conocer el City Hall y volver al cole para las clases de hoy.

Al terminar, nos tocaba una de las actividades más esperadas: el baile irlandés. A pesar de que era la primera vez que lo intentábamos, aprendimos a bailar algunos pasos básicos y hasta pudimos hacer una pequeña coreografía gracias a nuestra magnífica profesora de baile, acompañada del banjo para ofrecernos una maravillosa melodía irlandesa.

Después nos tocó un merecido descanso. Mañana estaremos de nuevo listos para cualquier cosa que se nos ponga por delante.

¡Hasta pronto!