Ana LA. en Canadá – Capítulo 9 – Cosas aleatorias que nunca pensé que me encontraría en Canadá

“COSAS ALEATORIAS QUE NUNCA PENSÉ QUE ME ENCONTRARÍA EN CANADÁ”

Iba a fingir hace unos días que me apetecía escribir. Pensé que ya habían pasado demasiados días desde que escribí por última vez. Pero tú lo hubieras notado. Mis palabras te hubieran parecido forzadas, llenas de desgana. Desde el capítulo 1, de lo que más orgullosa estoy es de la franqueza y transparencia con la que te relato mi vida al otro lado del Océano Atlántico. Es casi mi firma en este blog. Éste no podía ser menos, tanto tú como yo, nos merecemos más.

Y ahora sí: ¡hola, lindísimo lector! En los días en los que no quiero hablarle a nadie, recurro a ti. Siento que nuestra relación de “escritora”-lector sea así de interesada. Aunque tampoco lo siento tanto. Me estás ayudando, cuando en realidad no deberías. Visto de forma fría, tan sólo dejo un conjunto de palabras, que para ti son irrelevantes, a la deriva, en un mar llamado internet, surfeado por alguien como tú. ¿Cómo es que esta idea me llena más (a veces) que hablar con un humano cara a cara? Curioso. Hay días y días, pero hoy le tengo más apego al teclado. Y te traigo un tema muy abstracto e interesante.

La inmensa mayoría de cosas que me han sorprendido mucho, las he encontrado en el colegio. Así que, como son mis favoritas, las voy a dejar para el final, presentándote ahora mismito los bichos. Sí, bichos. Insectos. Yo pensaba que estaba acostumbrada. Jajajajajaja ¡qué ilusa! Los bichos de por sí, no son lo más agradable con lo que lidiar, pero sin duda, lo que me mata, es tener que hacerlo sola. Antes, eran mamá o papá los que se encargaban de salvarlos y sacarlos de casa o matarlos (respectivamente expresamente (Inciso en el inciso: ¡qué raro usar dos adverbios terminados en –mente seguidos!)). Ahora, he tenido que aprender a deshacerme de ellos solita. Bueno, superando obstáculos. Pero te digo, lector/a, que no te exagero que es un no parar. Te dejo fotos y vídeos, pero que conste que si los hubiera grabado todos, tendría el doble, por lo menos.

El resto de los temas que voy a contarte, no me desagradan, tan sólo me sorprenden. Por ejemplo, los volúmenes de algunos productos de comida. Yo que estoy acostumbrada a que, las cantidades de algo sean números “perfectos”, redondeados; cuando me encuentro con botellas con capacidades acabadas en números impares, yo lo siento, pero tengo que hacerle una foto. ¿491 ml? ¿Cómo? Y hablando de comida, me he encontrado de TODO en clase. Esto no es una queja, para nada. De hecho, yo misma me he comido una “poutine” y un “fish and chips” en clase de química y física (de nuevo, respectivamente). Sin embargo, no deja de asombrarme. Una cosa son los cafés por la mañana, y otra cosa muy distinta, son hamburguesas y bandejas de brócoli con coliflor. Te digo yo, no tienen nada de vergüenza. Hasta los mismos profesores.

Sigamos con dos maravillas dignas de ser compartidas. Mi colegio tiene dos programas, que no me preguntes cómo están financiados, pero ¡agüita! El primero es para las chicas. En todos los baños hay productos de higiene femenina, que yo como alumna (al igual que todas las demás) puedo usar totalmente gratis. Es un detallazo, y simplemente puedo decirte que esta gente es otro rollo. Y el segundo programa flipante, es para todo el alumnado. Hay unos días establecidos en la semana en los que la cafetería tiene un “programa de desayunos”. ¿Cómo te quedas si te digo que dan desayunos gratis en la cafetería? Cada alumno se puede acercar y pedir un desayuno dentro de las opciones propuestas. No me digas que no te parece una buenísima idea. Yo me quito el sombrero.

Por otra parte, al igual que en España, hay muchas tendencias en cuento a moda. La mayoría de las chicas tienen el pelo teñido. También es muy muy común el piercing del ombligo. Pero la más brutal, e impensable en casa, las sandalias de “guiri” con calcetines. Yo creo que son una epidemia. Se ponen esas sandalias para todo. No importa si llueve o hace sol, el único factor a tener en cuenta es, que se pongan con unos calcetines suficientemente cantosos y coloridos. Pero, siendo justa, te debo decir que los calcetines raros se pueden llevar sin esas sandalias. Por eso, mi teorema (irrefutable) es: siendo la variable independiente (x) lo hortera que sea un par de calcetines, podemos obtener una función en la que la variable dependiente (y) sea el calzado a utilizar. En función de los colores, las chicas llevarán sandalias o no. “Suceso sandalias (S): muy probable”. Estos últimos renglones, eran muy innecesarios, lo sé. Perdona, si eres nuevo/a, mi nombre es Ana L.A. y me gustan las matemáticas.

Para acabar, esta gente tiene muchas otras buenas ideas. Por todo el edificio de mi instituto hay carteles con las expectativas hacia todo el mundo, en cuanto al respeto. Eso es algo que yo etiqueto como “muy canadiense”. Aquí nos perdemos horas de clase para asistir a charlas educativas sobre muchísimos temas. La última que tuvimos, trataba las desventajas de “vapear”. Además, hacen actividades que incluyen a todo el alumnado. Un vídeo que te dejo abajo, lo grabé en la hora de matemáticas. Fuimos a apoyar al equipo del colegio. Es baloncesto unificado. Juegan chicas, chicos, diferentes edades, autistas, síndrome de Down, movilidad reducida… en las canchas canadienses hay hueco para todo estudiante. Es precioso y admirable. El ambiente y la animación eran dignas de un partido de la NBA. Y por último ultimísimo, en las noticias ponen noticias buenas. Siempre. Yo que todos los días veía las noticias en Gran Canaria, ¡madre mía! La mayoría de anunciamientos son tristes, y lo dejo ahí. Aquí, todos los días, ponen unas cuentas acciones buenas, es una pasada el ciclo de optimismo que se crea. Yo estoy encantada. Y pretendo encontrarme muchas más sorpresas por el camino. Estoy enamorándome de Canadá, lleva su tiempo, pero merece la pena. Gracias por leerme, querid@. Nos vemos pronto, espero jajajajaja.

¿Quieres ver otros blogs de nuestros estudiantes de Año Académico en el extranjero?

¿Por qué escoger un internado, boarding school, para tu hijo/a ?

Programas en internado, boarding school, en el extranjero ¿Estás valorando un internado (boarding...

Rodrigo ZF. en Canadá – Capítulo 3 – Halloween

    Se que es noviembre y llego un poco pero tengo un par de consejos que daros.El...

Inés S. en Canadá – Capítulo 3 – Halloween

    ¡Hola a todos! Ya ha llegado noviembre y estas últimas semanas han sido muy...

Sofía C en Canadá – Capítulo 3 – octubre

    CAPITULO 3 “Octubre”Octubre, mes de hermosas sensaciones y bruscos cambios, como ya...

Ana LA. en Canadá – Capítulo 9 – Cosas aleatorias que nunca pensé que me encontraría en Canadá

    “COSAS ALEATORIAS QUE NUNCA PENSÉ QUE ME ENCONTRARÍA EN CANADÁ”Iba a fingir hace...