Hola a todos!

Como ha ido este Lunes? Por aquí no podía haber sido mejor!

Por la mañana fuimos a Phoenix Park, uno de los parques urbanos más grandes del mundo (y el más grande de Europa). Concretamente, mide 707 hectáreas. ¡Impresionante! Fue creado en el siglo XVII como reserva para ciervos, pero más tarde fue abierto al público en forma de parque. Es por esto que allí se pueden ver ciervos libres, si hay suerte. Parece que fuimos afortunados porque a los pocos minutos de llegar, los vimos!! Como están acostumbrados a la gente, se acercaron a nosotros y pudimos acariciarlos, verlos de cerca, y darles de comer. La mayoría de los estudiantes nunca habían visto un ciervo, y mucho menos lo habían tocado! Fue un momento realmente mágico. Después, caminamos por varios lugares del parque e hicimos un pequeño «Treasure Hunt» por equipos.

Al mediodía volvimos al centro de Dublín para comer e ir a la escuela, Atlas Language School, para las clases de la tarde. Entre otras cosas, los alumnos y alumnas prepararon las presentaciones individuales que expondrán mañana, en las cuales tendrán que hablar durante 6 minutos sobre un tema elegido por ellos. Algunos están algo nerviosos, pero lo van a hacer genial!

Al acabar las clases, tuvimos una clase de baile tradicional irlandés. La profesora, Anya, nos enseñó algunos pasos que bailamos al ritmo del banjo, tocado por el músico Stephen. Al principio parecía muy difícil y no parábamos de reírnos de nuestra propia patosidad. Pero, a medida que íbamos perdiendo la vergüenza, mejor nos salía! Acabamos cogiéndole el truco y bailando todos los pasos de memoria. Fue muy divertido!

Por último, volvimos a nuestras respectivas casas para cenar y tener un más que merecido descanso.

Hasta mañana!

Cheers from Ireland!