EL SOL SIGUE BRILLANDO EN FOZ

Buenas noches,

Y llegó un nuevo día, a las 8:00h nuestros monitores llegaron de nuevo a nuestras habitaciones para despertarnos con algo de buena música y por supuesto con mucha energía. A pesar del cansancio todavía hubo algún que otro madrugador. Una vez quitada la pereza nos dirigimos a nuestro energizer mañanero donde Samuel nos despertó con un estiramiento y un baile. Tras conocer todas las actividades que llenarían el día de hoy nos fuimos a hacer la cama antes de desayunar.

A las 9:00h de la mañana nos encontrábamos en el comedor preparados para el desayuno, de nuevo de lo más completo: cola-cao, zumo de naranja, galletas, croisants, cereales variados, tostadas… y es que las energías eran más necesarias que nunca por que se acercaba una de las actividades más esperadas.

A las 10:00h aproximadamente comenzamos de nuevo la mañana en dos grupos, el primero con un taller ‘Foamy’ donde los chicos realizaron figurras para el photocall y luego hicimos de modelos y posamos para algunas fotos. El otro grupo se fue esta vez a la zona de la Ría de Foz para comenzar la actividad de Paddle Surf, tras ponerse el neopreno nos metimos al agua y comenzamos a disfrutar con esta actividad acuática. Tras finalizar hicimos intercambio de grupos y los que primero habían echo el taller se dirigieron a la playa y biceversa. El día no podía habernos acompañado más ya que el sol brillo toda la mañana para hacer de este día aún más inolvidable.

A las 14:00 una deliciosa comida (lentejas, jamón asado con patatas y fruta) y tras llenar el estomago comenzamos con un bingo para relajarnos después de la comida. En la actividad de la tarde realizamos una gynkana de vocabulario en la que por equipos debían pasar diferentes pruebas donde ponían en práctica sus habilidades lingüísticas, pictionary, mimica, hot potatoe, hangman… Una vez finalizada la gymnkana y tras comernos un buen bocadillo de nocilla los chicos recogieron sus materiales para la actividad de Saving the egg donde debían construir un caparazón para un huevo que más tarde lanzamos desde un balcón. Tras tirar todos los huevos a través del balcón del tercer piso, solo uno consiguió sobrevivir.

Tras esta tarde repleta de actividad dedicamos un rato a grabar algunas escenas para el videoclip y como cada día llegó el turno para una ducha y un poco de la hora de reflexión. Y es que en este campa no paramos de aprender.

Para la cena, arroz a la cubana con huevos y salchichas y una deliciosa tarta de manzana casera. Y para la de la noche tocó algo más relajado y pudimos disfrutar con la película de Jumanji, todo un clásico con el que seguimos practicando un montón de inglés.

Y este ha sido nuestra larga jornada de hoy ya en el ecuador del campa un poco cansados pero con muchas ganas de seguir disfrutando como hasta ahora. Aquí os dejo algunas fotos.

Un abrazo y hasta mañana con más noticias desde Foz.