Elena S. en EE.UU. – Capítulo 2 – Homecoming

HOMECOMING MONTH

¡Hola de nuevo! He vuelto para contaros lo que he hecho y sentido durante este mes. He querido esperar hasta finales para tener las suficientes fotos para enseñaros, ¡lo siento!

Para empezar, quiero decir que estoy muy orgullosa de mí. Hace un mes nunca se me pasaría por la cabeza lo cómoda y feliz que estoy ahora mismo. Hay días que me despierto y voy en el autobús camino al instituto y me digo a mí misma: “¿sabes Elena?, nos podríamos acostumbrar a esto” y creo que es señal de que ya me estoy empezando a acomodar y a sentir muchísima menos preocupación por temas que en un principio me atormentaban, como mi vida social.

Ya he asimilado casi al cien por cien que aquí la vida social es distinta y diferente a lo que era en mi ciudad, pero eso no significa que sea malo. Al revés, he hecho un montón de actividades que nunca imaginaría que fuesen tan entretenidas.

Este mes, entre todas las cosas que me han pasado y he hecho, cabe resaltar homecoming. Para los/las que seáis novatos/as y os  estéis informando o leyéndome, es el baile de bienvenida que da el instituto para recibir el año de una manera divertida y a los nuevos estudiantes como yo. En mi instituto, hicieron una semana temática donde te tenías que disfrazar de diferentes temas: turismo, día del pijama, e-boy, vsco girl… y el viernes recibíamos el baile con un gran partido de fútbol americano. La verdad es que merece la pena ir, aunque no te guste el deporte y no entiendas de fútbol americano como yo, simplemente para pasar un buen rato entre amigos/as.

Ayer, fue el famoso baile de Homecoming; mis amigas y yo fuimos de cena a un sitio bastante elegante, lleno de adolescentes que también iban al baile con sus parejas o respectivos grupos de amigos/as, y luego nos dirigimos al baile.

Estaba lloviendo muchísimo, incluso con truenos y relámpagos pero no impidió que el baile se llevase acabo y que estuviésemos dentro del gimnasio bailando. La verdad es que todas mis amigas estábamos de acuerdo, la música era horrible, y me pensaba que era cosa mía que era española… pero al fin y al cabo ni la música paró la diversión. Pasé una muy buena noche con amigas, cosa que pensaba que nunca pasaría o que me costaría mucho más tiempo. ¡Estoy deseando ir al siguiente baile, a ver si ponen mejor música!

¿Mi consejo este mes? Deja que las cosas fluyan, si estás pasando un mal trago porque las cosas no son tan fáciles como te esperaban o simplemente te decepcionan, solo échale un poquito de paciencia, que todo lo bueno llega, además de formas diferentes y emocionantes. No dejes que las cosas te abrumen.

Bueno, esto es todo por este mes, espero que os haya entretenido un ratito, ¡nos vemos en la próxima entrada!

¿Quieres ver otros blogs de nuestros estudiantes de Año Académico en el extranjero?

Paula MP. en EEUU – Capítulo 12 – Mis amigos americanos

ESPAÑOL Me tomo mi Felicidad en serio y, por tanto, esta gente de aquí. Son una gran parte de la...

Paula MP. en EEUU – Capítulo 11 – El principio del fin

ESPAÑOL Dicen que tienes suerte si echas de menos, porque eso significa que valoras lo que tienes...

Sofía C. en Canadá – Capítulo 7

Bienvenidos a un nuevo blog gente. Lo primero de todo quiero deciros que espero de corazón que...

Paula MP. en EE.UU. – Capítulo 10 – It’s Corona time

    IT´S CORONA TIME. Antes de empezar esta experiencia, nosotros, los estudiantes de...

Elena S. en EE.UU. – Capítulo 6 – Un febrero especial

    ¡Hola por un mes más! Aquí me encuentro de nuevo, contándoos mi experiencia un mes...