Elena S. en EE.UU. – Capítulo 4 – noviembre en California J1

Otro mes más me tenéis aquí contando mi experiencia de nuevo, y como siempre, tarde (¡lo siento!). Este mes estoy muy emocionada de contaros mi experiencia, creo que es porque he notado una mejora muy buena en mi relación con los americanos en general.

Por cierto, qué fuerte que ya haya terminado casi el año, ¿no? Me paro a pensar y el tiempo se me pasa voladísimo. A veces pienso que es bueno, ya que en el fondo hay una parte de mi corazón que está en España y que tengo ganas de volver a recuperar; por otra sé que al volver otra parte de mi corazón se va a quedar aquí, y no voy a poder volver a recuperarla nunca. Es un amor-odio el que le tengo al hecho de que 2020 esté a la vuelta de la esquina. Pero no le demos más vueltas al tema, quiero contaros un resumen de cómo ha ido mi mes de Noviembre y voy directa al grano.

¡Mi primer viaje en familia! Así es, Thanksgiving es la época del año en la que las familias aprovechan para irse de viaje, y mi familia y yo no fuimos menos. Teníamos planeado una ruta por Los Ángeles, Hollywood y Disneyland; los días de antes estaba que se me salía el corazón de la boca de la ilusión. Nuestra primera parada fue Monterey, y fuimos al acuario más grande de California y a la playa. Es un pueblecito muy acogedor y pequeño, pero muy típico americano y con muchas actividades que hacer sobre todo en el puerto.

Luego fuimos a Disney, después de un viaje bastante largo con mucho tráfico de por medio. En general he de decir que no me ha encantado tanto el parque sino mi familia. He ido tres veces al de París, así que no fue nada que no hubiese visto antes (además me sabía el parque mejor que ellos debido a mi experiencia en París), pero el poder pasar tanto rato con mis hermanas hizo que aún más me uniese a ellas, y por fin sentí un click por dentro que me decía “has entrado en tu zona de confort, enhorabuena”. Os prometo que no hay mejor sensación en el mundo que dejar de sentirte del todo como una huésped y empezar a sentirte como parte de la familia, agradezco este viaje un montón.

Después teníamos plan de ir a LA y Hollywood, pero siendo sinceras, la planificación del viaje fue un poco mala, y no nos dio tiempo a visitar ambos lugares. Sentí un poco de decepción por dentro, ya que esos eran mis principales lugares y además llevábamos 20 horas de coche en tres días un poco inútiles debido a la planificación. Pero bueno, luego pensé que aún tenemos mucho tiempo para visitar lugares y poco a poco los visitaría todos.

Al día siguiente, fue mi cumpleaños y lo pasé en casa de unas amigas haciendo una fiesta pijama. No puedo estar más agradecida de tener a mis amigas a mi lado, me regalaron un par de detalles y jugamos a un par de juegos juntas y vimos películas. Me lo pasé muy bien, son un gran apoyo.

Y finalmente llegó Thanksgiving. Desgraciadamente no tengo fotos porque decidí desconectar del móvil. Ayudé a cocinar un poco a mi host mom y a sus familiares, y cocinar con mis hermanas fue una risa (somos un poco patosas, vaya). Luego me preparé y bajamos a cenar todos juntos. Yo tenía preparado un discurso de agradecimiento a mi familia y unos regalos, los cuales les encantaron. Me sienta muy bien ver cómo hoy en día mi hermana pequeña no se quita mi sudadera ni para dormir. Realmente, no puedo estar más agradecida con mi familia. Luego vinieron los vecinos y jugamos a unos juegos de mesa juntos. Finalmente, los niños y niñas estábamos cansados/as y nos fuimos a dormir.

Para mi suerte o mi desgracia, un par de días después de descansar tuve que volver a la rutina. Al principio pensaba que me iba a costar mucho, pero realmente he empezado a hablar con mucha más gente de mis clases y a socializar cada vez más y más. Otro click que necesitaba sentir. Ahora me siento muchísimo más integrada en las clases, y no hay ni una clase en la que no me ría con algún/a compañero/a. He de decir que he sido una persona muy selectiva desde que llegué con mi círculo, pero no me arrepiento de nada. Con el tiempo me he dado cuenta que me he quitado a mucha gente que me podría haber hecho daño de encima y me siento muy orgullosa de mi esfuerzo.

Para terminar os voy a dar mi consejo del mes: Paciencia; paciencia es lo que me ha ayudado a no desesperarme y tirar la toalla. Al principio NADA es como te cuenta la gente, primero porque cada experiencia es totalmente distinta, y después porque visto desde fuera sé de sobra que se cuentan las cosas con más cariño ya que para la gente que ha vuelto su experiencia en este país ya no es más que un recuerdo, un dulce recuerdo. Aún así sé de sobra que a todos/as en algún momento se nos complica la cosa; de eso se trata, de mantener la calma y la paciencia y ver cómo la situación mejora con el tiempo y cómo vas aprendiendo a resolver problemas por tu cuenta. Probablemente tu amigo/a que esté en otro estado te diga que en el ámbito donde tú estás teniendo un problema él/ella lo lleva divinamente. No te preocupes, a ellos/as también se les retuerce la cosa y el apoyo entre estudiantes también ayuda mucho. Así que paciencia, si necesitas escucharlo, desde aquí te puedo decir por experiencia que la comodidad la vas a encontrar. A unos/as nos cuesta más y otros/as menos, pero al final todos/as sentimos un segundo hogar, paciencia.

Como siempre, os dejo un par de fotos de mis vacaciones y de mi mes por abajo, ¡espero que hayáis leído un trocito más de mi experiencia otro mes más y lo hayáis disfrutado! Os deseo unas felices fiestas y un feliz año nuevo, ya que probablemente no escriba más hasta el año que viene (vaya, qué raro se me hace escribir esto). ¡Hasta pronto!

¿Quieres ver otros blogs de nuestros estudiantes de Año Académico en el extranjero?

Carlos O. – Primeros meses J1 en Ohio, Estados Unidos

    Hola yo soy Carlos O. y este año estoy de estudiante J1 en Ohio, y esta es mi...

Inés GL. J1 en Texas EE.UU. – Videoblog 1

  ¿Quieres ver otros blogs de nuestros estudiantes de Año Académico en el extranjero?...

El año académico de Jimena en Medicine Hat, Alberta, Canadá

    MI EXPERIENCIA EN CANADÁ “No es un año en la vida, es una vida en un año” Creo que...

Marta NR. en Canadá – Capítulo 4 – Navidad en Simcoe

    ¡Hola a tod@s! ¿Qué tal estáis? ¿Qué tal fueron las navidades?Las mías han sido...

Ana LA. en Canadá – Capítulo 13 – Mi host sister en Canadá

    CANADÁ ME HA REGALADO A UNA “HOST SISTER”No importa cuán rico/a seas. No hay...