Hoy ha sido un día intenso. Hemos madrugado porque teníamos que coger el tren para ir a Brighton. El viaje ha durado poco más de una hora, así que se nos ha pasado rápido. Una vez allí, les hemos llevado a la parte más indie de la ciudad, donde hay un montón de tiendas. Les hemos dado tiempo libre para que exploraran la zona y después nos hemos ido a ver el Royal Pavilion, por el que hemos hecho un tour.

Más tarde, hemos ido al Pier, que además de tener unas vistas preciosas de la ciudad y de la playa, tiene una zona de recreativos. ¡Se lo han pasado en grande! Y por la tarde, como no, hemos ido al centro comercial de la ciudad. Allí, han comido y han ido de compras. Y por último, hemos ido de vuelta a coger el tren para poder cenar con nuestras familias.

Mañana será otro gran día porque nos vamos a….

¡LONDRES!