¡Hola de nuevo!

Ya es nuestro segundo día en la ciudad. Por la mañana visitamos Trinity College y aprendimos muchísimas cosas interesantes. Cada año, Trinity acoge a unos 17000 estudiantes, de los cuales solo unos 50 o 60 privilegiados pueden conseguir una beca para estudiar y poder vivir aquí. Además, nos contaron un dato muy interesante: la ceremonia de graduación tiene lugar en latín (a pesar de que los alumnos no lo hablan). ¿Os imagináis? Otro dato muy interesante es que, ese mismo día, los diplomas se entregan por expediente. Es decir, que el mejor expediente recoge su diploma en primer lugar. Una curiosa forma de motivar a los alumnos, ya que ¡nadie quiere ser el último en tener que recogerlo!

 

Más tarde, visitamos el Natural History Museum, donde vimos algunas de las especies animales que viven en Irlanda, pero también especies de todo el mundo. Al terminar, quisimos aprovechar para dar una vuelta por Merrion Square y volvimos al centro dando un paseo. Tuvimos un ratito para hacer algunas compras, pero había tantas cosas que ver que tendremos que volver otro día.

Por la tarde tuvimos las primeras clases. ¡Quién nos iba a decir que serían entretenidas! Además, estamos aprendiendo mucho sobre la cultura irlandesa y sobre Dublín.

Pero el día no se acaba aquí. Después, volvimos de nuevo al centro para nuestra última actividad del día: ¡el Selfie Kontest! Aquí os dejamos algunas de las fotos más originales que nos hemos sacado, ¡son geniales!

 

 

Nos despedimos de nuevo hasta mañana. Esperamos que os hayan gustado nuestras fotos y, sobre todo, que os hayamos dado mucha mucha envidia 😉

¡Hasta mañana!