Inés S. en EE.UU. – Capítulo 9

Hola a todos!

En una de las pasadas fiestas de internacionales a la que asistí,  la coordinadora local nos pidió que si podíamos hacer cada uno de nosotros un plato típico de nuestro país. Por ejemplo, una italiana trajo panettone, y un francés trajo macarons. El caso es que yo decidí hacer una tortilla de patata española, de toda la vida. Pensé que sería el plato más fácil y más típico. Se lo comenté a mi host family y les pareció bien, pero además quisieron ayudarme a cocinarlo.

Les dije los ingredientes y les enseñé la receta. En mi opinión ésta es una de las recetas más básicas que existen, pero cómo se desarrolló fue del todo inesperado. A la hora de freír las patatas en vez de utilizar aceite de oliva, utilizaron  aceite de almendra, y no fue porque ellos no tuvieran aceite de oliva, que tienen,  sino porque pensaron que se iba a cocinar mejor.  Dijeron que el aceite de oliva se “rompe” o algo así. Pero la cosa no queda ahí. Mientras se freían las patatas, añadieron pimienta y un montón de especias más porque si no, según ellos, quedaba “soso”. Pues ahí no acaba la cosa. En lugar de cuajar la tortilla con un poco de aceite, utilizaron mantequilla. Sobra decir que la tortilla española no está diseñada para poner mantequilla. Todos estos factores y que ni yo ni ellos estábamos muy experimentados en la materia, hizo que el resultado final, a ojos de un español, fuera un poco desastre. Digo a ojos de un español porque una persona que no ha probado nunca la tortilla de patata, lo come  y bueno, no sabe del todo mal. Pero a una persona que ha comido muchas tortillas de patata en su vida, eso le sabe bastante raro. Al final, pese que a mí no me convenciera mucho, a mi host family le encantó, así como al resto de los estudiantes internacionales.

Aquí  la gastronomía es única. No es ni Texas ni México, es una combinación de ambas llamada tex-mex. Aquí idolatran el picante. Están tan acostumbrados que cuando les preguntas  si pica, te dirán que no… No les creas. Y encima yo que no soporto el picante… Ni te digo. Aunque con el paso del tiempo lo voy tolerando más. Al final, se queda todo en una anécdota graciosa…

That´s all folks!

¿Quieres ver otros blogs de nuestros estudiantes de Año Académico en el extranjero?

Inés S. en EE.UU. – Capítulo 16

    ¡Hola a todos!Os escribo ya desde España. Mi host sister se vino de vuelta conmigo y...

Manuela P. en Canadá. – Capítulo 10

    hola otra vez!Ya estamos oficialmente en la cuenta atrás...y no me lo creo. Hoy no...

Elena M. en Canadá – Capítulo 18

    EL FINALEsta experiencia en Canadá ha sido toda una aventura y no podía acabarse así...

Inés S. en EE.UU. – Capítulo 15

    ¡Hola a todos!Tristemente ésta será una de las últimas entradas de mi blog, debido a...

Inés S. en EE.UU. – Capítulo 14

    ¡Hola a todos!En el blog de hoy os quería hablar sobre prom, “a dream come...