Bonjour à tous!

Si una zona de París muestra el verdadero espíritu de bohemio y cultural francés que tanto cantaba Edit Piaf en La Vie en Rose, ese es sin duda, el barrio de Montmartre.

Montmartre, realmente, no formó parte de la ciudad de París hasta mediados de los años sesenta. Lugar de concentración de los intelectuales y artistas, lo concebían como una de las zonas más inspiradoras de París y es difícil encontrar un solo artista entre finales del XIX y comienzos del XX que pasara por París y no recalara en Montmartre. Algunos incluso se instalaron a vivir en el barrio, como Toulouse-Lautrec, sin duda el mejor “retratista” de Montmartre.

Con sus pequeñas calles adoquinadas, su sorprendente basílica, sus artistas, sus bistrots… ¡Montmartre está lleno de encanto! Anidado arriba de una colina en el distrito 18, el más famoso barrio parisino no ha cambiado mucho desde aquellos tiempos en los que gustó a los artistas de los siglos 19 y 20.

Evidentemente, no nos hemos ido sin pasar debidamente por nuestras clases donde hoy, además, hemos dado una relevancia significativa al lema francés de Liberté, Egalité et Fraternité:

El calor nos sigue apretando pero mañana, cruzamos los dedos, bajará un poco la temperatura y podremos tener nuestra última tarde visitando a una de las damas más antiguas de Francia: Notre Dame de Paris

No dudéis en seguirnos y os contaremos cómo será el último día de nuestros aventureros en el país francófono.

Merci beaucoup!