Buueno, parece que esto casi ha llegado a su fin…

Hoy Londres nos esperaba lluvioso. Por suerte no muy lluvioso, porque cuando paró de llover, salió el sol y nos acompañó el resto del día.

Hemos tenido la suerte de contar con Ryan y Chelsea, dos monitores de Churchill (la escuela), que son han enseñado y explicado un montón de sitios de Londres. Empezamos con el barco, haciendo una ruta por el Támesis, y pudimos ver desde el agua casas muy bonitas y altos edificios. También, desde luego, pasamos bajo el famoso puente de Londres, vimos a lo lejos, y luego de cerca, el London Eye, y habríamos podido disfrutar de la vista del Big Ben si no hubiese estado completamente tapado (lo están reformando). Aún así, hemos visto la parte que pega al río del parlamento inglés. Luego hemos bajado del barco, hemos ido a ver Westminster Abbey, hemos pasado por la casa de Theresa May (aunque ahora no esté en casa), hemos cruzado St. James Park hasta llegar al Buckinham Palace (aunque la reina tampoco estaba, ya que solo había una bandera puesta, según nos ha explicado Chelsea), y desde allí hemos continuado hasta Picadilly Circus, donde nos hemos separado en grupos para hacer algunas compras por Londres.

Hemos ido a cuatro tiendas; Hamleys, Lillywhite, M&Ms, y a una tienda de souvenirs. Los chicos han descubierto una juguetería muy especial cuando han entrado en Hamleys, y un universo de chocolate al entrar en la tienda de M&Ms de Leicester Square. Algunos han disfrutado verdaderamente de Lillywhite, una tienda especializada en deportes (alguno por ahí me ha dicho que es la mejor en la que ha entrado), y han comprado recuerdos para todos en la tienda de regalos.

De vuelta al autobús hemos pasado por Covent Garden, y aunque al final hemos llegado antes de lo previsto a Ramsgate, hoy nos ha venido bien el tiempo extra para hacer maletas y despedirnos de las familias.

Mañana salimos tempranito de aquí, y sobre las 16.00 ya estaremos por España.

Nos vemos pronto!!