Laura P. En EE.UU. – Capítulo 7

Capítulo 7: Christmas in TX

Holaaa!

Bueno chicos hoy os voy a contar cómo fueron mis navidades en Estados Unidos, concretamente en Texas.

La verdad es que en estas fechas es todo un poco difícil, son fechas en las que te reúnes con toda la familia, y tú no estás con ellos. Pero luego te paras a pensar y dices, ¿y si son las únicas navidades que puedo pasar en EEUU? ¿Me merece la pena estar triste en vez de disfrutar? Pues la respuesta es no, no merece la pena.

La familia por esas fechas, me intentaban tener más ocupada y entretenida, para así no tener tanta nostalgia con respecto a mi familia española, y la verdad que hicieron un gran trabajo.

El día de nochebuena, aquí en Texas, mi familia tiene la costumbre de comer comida italiana para cenar, por lo que hicieron lasaña, tallarines con queso, y helado italiano. Madre mía que rico estaba todo, y eso que yo no soy muy fan de la lasaña, pero esa estaba buenísima.

En nochebuena en la casa que estoy viviendo, por la noche todos los niños abrimos un regalo elegido por los padres, solamente uno, y al día siguiente se abre el resto. El regalo que nos tocó este año fue un pijama diferente a cada uno (os dejo una fotito abajo) y estaban adjudicados dependiendo de nuestra personalidad, el mío decía “I love weekends…” no me conocen bien y nada.

Esa noche, después de abrir cada uno nuestro regalo, nos quedamos todos en familia viendo películas navideñas, que en mi vida había visto tantas. Os recomiendo todas las de “homealone” son mis favoritas. Y después de ver un par de películas y tomarnos un hot chocolate nos fuimos a dormir.

El día siguiente, 25 de Diciembre, fue todo un misterio, el árbol estaba todo repleto de regalos, y yo no tenía ni idea de lo que me habían comprado, porque no les había pedido nada en concreto. Sinceramente fue todo increíble, fuimos abriendo los regalos uno a uno, por turnos, y con deciros que me han regalado más cosas de las que me suelen regalar en España… No sólo había regalos de la familia, sino también de los abuelos de California, los abuelos y los tíos de Colorado, etc.

Me regalaron tarjetas regalo para tiendas de maquillaje, walmart (es un supermercado enorme tipo corte inglés, pero al estilo americano) y Starbucks. También me regalaron unas converse blancas, que me habían oído decir que me gustaban cuando salieron en un anuncio de la televisión, comida (oreos, kitkats, lacasitos, pistachos…), una taza del Starbucks, calcetines, y me bordaron un calcetín de navidad con mi nombre para que me lleve a España, Y UN MARAVILLOSO PERRITO !!!!!

Después de abrir los regalos que, por cierto, os va a tocar madrugar un montón para abrirlos, hicimos una pausa para desayunar, nosotros desayunamos un postre llamado “Monkey Bread” es como un pastel de canela buenísimo (es mi postre favorito de EEUU).

Por la tarde nos fuimos a cenar a un restaurante de muy buena fama en mi ciudad, y por la noche nos tocó ver otra maratón de películas juntos.

Del 26 al 30, hicimos diferentes actividades, fuimos de compras a las rebajas, ¡¡¡¡¡¡AQUÍ LAS REBAJAS SALEN EL 26 Y EN ESPAÑA EL 7 DE ENERO!!!!!! nos fuimos a ver las luces de navidad que había por el pueblo, fuimos a entrenar tenis, amigas nuestras se quedaron a dormir…

El 31 para mí fue el día más difícil, porque es el día con el que me solía reunir con toda mi familia española, para mi es un día muy especial, y me costó bastante estar lejos; pero hice videollamada con ellos cuando estaban comiendo las uvas, que yo en lugar de comer uvas, me comí 12 lacasitos. Fue un momento muy triste, sentirte que estás lejos, pero a la vez tan cerca… Pero, sin embargo, la familia puso mucho de su parte para no sentirme así. Cuando terminé la videollamada, nos fuimos todos juntos a cenar a casa de unos amigos, donde nos juntábamos con más familias, para ellos las navidades las pasan así, con amigos de la ciudad, porque normalmente su familia vive muy lejos, en diferentes estados, y se les hace difícil juntarse.

Pero pasamos una noche muy agradable, estuvimos jugando a juegos, en los cuales competíamos niños contra adultos, y ganamos nosotros por supuesto, después cenamos todos juntos, había de todo, múltiples postres y platos principales.

Y a las 12, ellos en la televisión ven una bola enorme que baja, la cuenta atrás aquí es de 60 segundos, y no comen uvas, sólo observan como baja la enorme bola, y celebran el año nuevo brindando.

Para mi estas navidades han sido toda una experiencia, con sus momentos tristes, pero también con sus buenos momentos, me he sumergido en una cultura con múltiples tradiciones totalmente diferentes a las nuestras. Aprovechar al máximo el tiempo aquí, y en estos momentos tan especiales y familiares, cuando sintáis nostalgia, refugiaros en vuestra familia americana, y os prometo que tendréis unas navidades para recordar siempre, porque las navidades en España las vais a vivir todos los años, pero en Estados Unidos no las vais a vivir siempre.

¿Quieres ver otros blogs de nuestros estudiantes de Año Académico en el extranjero?

Manuela P. en Canadá. – Premio Blogger 2019

    Hola de nuevo! y esta vez desde España:) En este blog vengo a contaros algo muy...

Inés S. en EE.UU. – Capítulo 17

    ¡Hola a todos!Vuelvo a hacer una entrada que nunca pensé que pudiera tener la...

Laura P. En EE.UU. – Capítulo 10

    Holaa a todos! Esta es mi última entrada al blog sobre mi año escolar en EEUU,...

Inés S. en EE.UU. – Capítulo 16

    ¡Hola a todos!Os escribo ya desde España. Mi host sister se vino de vuelta conmigo y...

Manuela P. en Canadá. – Capítulo 10

    hola otra vez!Ya estamos oficialmente en la cuenta atrás...y no me lo creo. Hoy no...