Leire R. en Canadá – Capítulo 10

Porfiinnnn de vuelta después de un largo tiempo! Por fin en Diciembre! y el tiempo por aquí lo describe muy bien, pero no os vengo a hablar de eso.

El viernes y sábado pasado hice algo de lo que me siento muy orgullosa. Fui voluntaria en un mercado de comercio justo en el que recaudamos miles de dólares para mujeres de países del tercer mundo. Se llama 10.000 villages y vendimos productos hechos por mujeres de países sin muchos recursos, había collares hechos con metal de balas, bolas de navidad con cáscaras de huevo… originales a más no poder!

Nos propusieron la actividad hace un mes en el colegio y yo no dudé ni un segundo en apuntarme con unas amigas. Después del colegio, fuimos al centro comercial, hicimos unas compras navideñas, cenamos y caminamos hasta la iglesia donde estaba organizado el mercado, y menos mal que estaba cerca, por que hacía menos de 0ºC.

El sábado volví a hacer lo mismo. Yo estuve encargada de tres puestos en los que iba rotando. 1) en la mesa de la entrada, enseñando por donde ir y ofreciéndoles rellenar una encuesta en la que podían ganar una cesta. 2) detrás de una mesa con bisutería, dando información sobre productos y ayudando a elegir lo mejor para cada visitante 3) envolviendo regalos. Acabamos agotadas. Pero esta no es la única la razón por la que estábamos agotadas, el sábado nos habíamos tenido que despertar muy pronto por que mi host mum nos llevó a las 6 de la mañana al faro de la ciudad.

Y os preguntaréis, que haces tú en el faro a las 6? Pues ver como cientos de barcos de pescadores de langostas se disponían a salir en busca de ellas. Todos salen a la misma hora y lugar, es muy curioso. Es muy importante para esta zona de Canadá, ya que tienen una de las mejores langostas del mundo y es una de las actividades más importantes para su economía. Hacía mucho frío y estaba muy oscuro, pero con mucha ropa y un chocolate caliente todo se arregla!

Me alegro mucho de haber podido participado en el voluntariado y además me lo van a reconocer con un documento oficial.

Muchas experiencias nuevas y diferentes que no hay que perderse nunca aunque haga frío o haya que estar cansada, porque solo se vive una vez!

Espero que la espera haya merecido la pena y vuelvo muy muy pronto

Leire

0 comentarios

¿Quieres ver otros blogs de nuestros estudiantes de Año Académico en el extranjero?

Leire R. en Canadá – Capítulo 15

    Holaaaa!Seguimos con la nieve y el frío, pero ahora para disfrutarlo. Porque llevaba esperando...

Elena M. en Canadá – Capítulo 15

    Post 15: Black FridayHasta este año yo no sabía muy bien lo que era el Black Friday. Bueno, la...

Inés S. en EE.UU. – Capítulo 6

    ¡Hola a todos y feliz Año Nuevo!En el blog de hoy os quería hablar de cómo vivimos la Navidad...

Leire R. en Canadá – Capítulo 14

    Hey! “Todo esfuerzo tiene su recompensa” y aunque ya estemos de vuelta a la rutina esta semana...

Leire R. en Canadá – Capítulo 13

    Escribo este blog día 6 de Enero, día de Reyes, que aunque aquí no lo celebremos y ya lleve...