Hi there!

¿Qué tal estáis? ¡Por aquí genial!

Hoy hemos pasado un día muy soleado por la ciudad de los Beatles. A las 8:30, Pippa y Chloe nos han recibido en la estación coger un tren que nos llevaría hacia Liverpool. Como estamos muy cerquita, en unos 45 minutos estábamos allí!

Al llegar nos fuimos al Royal Albert Dock, el muelle de Liverpool que conecta el río Mersey con el océano y que fue en su día la puerta de entrada al imperio Británico. Pudimos dar un paseo junto al río y bajo el sol ¡Menuda suerte! Allí Pippa nos enseñó el Liver Building, un antiguo edificio gubernamental sobre el cual hoy dos estatuas de un pájaro (el mismo que aparece en la equipación del Liverpool F.C), en una de ellas el pájaro mira al río y en otra a la ciudad. Cuenta la leyenda que si algún día los pájaros se miran, supondrá el fin de la ciudad,  ya que uno protege a quienes están en tierra y otro a quienes están en el agua.

Continuamos el paseo por Albert Dock hasta llegar al museo de los Beatles, un lugar de obligada visita en la ciudad. Cada uno con nuestra propia audio guía, pudimos recorrer el museo y todas sus salas con fotografías, historias y lleno de réplicas de lugares que la banda frecuentó. Es increíble toda la información que hay recopilada sobre este grupo que hizo historia. La visita acaba en una cafetería fiel a la temática del museo, donde hemos podido comer nuestros packed lunches y, como había un piano, algunas de nuestras compañeras se han animado a tocar y cantar. ¡Menudo talento!

Después de comer, hemos seguido recorriendo las calles de Liverpool acabando en Mathew Street, la calle donde se encuentra The Cavern, el pub en el que los Beatles empezaron a triunfar, y en la que hay una atmósfera fantástica. Al tratarse de un pub en The Cavern no pueden entrar menores de edad, pero como nos hacía mucha ilusión hemos hablado con los chicos de seguridad y nos han dejado bajar 5 minutos para conocer este lugar tan icónico en primera persona ¡Incluso la banda que estaba tocando nos ha dado la bienvenida!

Después hemos tenido un rato de tiempo libre para hacer algunas compras o comer un helado al sol.

A las 5 hemos cogido el tren de vuelta a Chester y una vez allí hemos ido a nuestras casas dando un paseo o en autobús.

¡Ha sido un día fantástico! Mañana pasaremos el día con nuestras host families, os seguimos contando!

¡Muchos besos!