¡Hola mamis y papis!

Después de muchas horas de viaje ¡Por fin estamos en Dublín! Aunque el trayecto fue largo, tuvimos la suerte de ir en un avión súper cómodo con pantallas individuales en las que podíamos ver películas o jugar al trivial en línea con nuestros compañeros, nos hizo el vuelo mucho más ameno!

A eso de las 16:30 ya estábamos con nuestras host families, conociendo la que será nuestra casa durante la próxima semana.

Como ha hecho muy buen día, cenamos con la familia y nos fuimos a dar un paseo con nuestros compañeros por el vecindario, una zona residencial llena de parques y jardines.

Ahora, ya de vuelta en casa, nos vamos a descansar, que mañana tenemos excursión!

¡Un abrazo!