María V. en Canadá – Capítulo 5

CHAPTER 5

Hola a todos, bienvenidos a mi blog una vez más. Después de seis meses viviendo en Halifax, ya puedo decir que esto ha sido una de las mejores decisiones de mi vida. Si estáis leyendo esto y aun estáis dudando si dar el paso o no, desde mi experiencia, os animo muchísimo a hacerlo. No solo vais a aprender inglés hasta el punto de empezar a olvidar el español, sino que también vais a aprender a vivir con una familia nueva, a vivir el día a día de una forma diferente, a usar tu tiempo libre para cosas que nuca habrías pensado en hacer antes, a estudiar de una forma diferente…

Aunque estemos a mediados de marzo, aquí el invierno sigue, lo que implica nieve y frío. No os voy a mentir a veces se hace un poco largo el invierno, pero todas las actividades divertidas en la nieve lo compensan. Yo he tenido la suerte de que mi familia va todas las semanas a esquiar, pero si la vuestra no lo hace, no os preocupéis porque vais a ir con el programa (NSISP). También es muy divertido revivir el niño que tienes dentro e ir con tus hermanos pequeños canadienses a resbalar con los trineos y hacer muñecos de nieve. Y si eras ya más atrevido, te puedes animar a saltar al agua congelada en año nuevo. Os dejo una foto abajo del minutos después de salir del agua a -20ºC.

Pero a pesar del frío y la nieve, la vida sigue, por lo que no tienes ninguna excusa para quedarte en casa o en tu habitación sin hacer nada todo el invierno, lo único que cambia es que las actividades suelen ser en sitios cubiertos. Una de las cosas que he aprendido aquí es que muchas veces nos perdemos un montón de experiencias por excusas tan simples como que haga mucho frío o mucho calor, pero aquí al pensar que solo iba a estar 10 meses, el tiempo no ha sido una excusa para mí. Tan solo hacia falta ponerse un par de capas más de ropa, unas buenas botas y una gran sonrisa.

Sinceramente el consejo más importante para mí es aprovechar todo lo que podáis, porque va a llegar un día en el que os quedan a penas 4 meses y no os lo vais a poder ni creer.

Una de las cosas más bonitas de esta experiencia es la cantidad de personas que vas a conocer y lo cercana que llegan a ser. De esto me he dado cuenta cuando al final del primer semestre, tocó decir adiós a estudiantes que solo se quedaban el primer semestre. Ahí me di cuenta de lo mucho que une el hecho de ser estudiantes que dejan todo en sus países y cogen un avión en dirección a Canadá sin saber muy bien con lo que se van a encontrar, pero todos con el mismo propósito, aprender inglés.

Si en septiembre alguien me hubiera dicho lo duro que iba a ser decir adiós a estos amigos, sinceramente no lo hubiera creído. Pero la parte buena de esto es, que ahora vayas a donde vayas vas a conocer a alguien que viva allí.

Aunque tener amigos internacionales está muy bien también os animo a que hagáis amigos canadienses, porque ellos son los que os van a enseñar de verdad cómo es la vida adolescente canadiense y lo diferente y parecida que puede ser a la de España. Y con ellos tu inglés va a mejorar muchísimo, ya que vas a aprender expresiones más informales que los profesores no utilizarían, pero que son útiles para el día a día. Una de las cosas que veo diferentes a España, en cuanto a la vida adolescente, es que tienen más libertad, ya que la mayoría puede conducir, pero a la vez eso les hace madurar antes. También le dan mucha importancia al deporte y a la vida en familia.

En cuanto a mi host family no podría estar más contenta. Yo he tenido mucha suerte con mi familia, pero sé de otros estudiantes que han tenido algunos problemas con las suyas. Sinceramente, en esos casos ni la familia tiene toda la culpa, ni los estudiantes tienen toda la culpa. Si tienes algún problema con tu familia, trata de ver si el conflicto ha sido por algo que no debías haber hecho, y si es así trata de cambiarlo.

Las host families están acostumbradas a tener estudiantes internacional de todas partes del mundo y la mayoría llevan muchos años haciéndolo.

En cuanto al colegio, en el cambio de semestre, con nuevas clases, nuevos profesores, nuevos compañeros, te das cuenta que esta vez no estás tan perdido como en el principio del primer semestre. Te das cuenta que ya conoces cómo funciona el sistema educativo, te resulta muchísimo mas fácil entender a los profesores y ya sabes cómo funciona el tema de deberes, examen y pruebas. Por lo que si estás pensando en quedarte un semestre o dos, si quieres vivir la experiencia al completo, quédate los dos semestres. Si una de tus dudas por la que quedarte, o no, es que es mucho tiempo y que puede resultar difícil, sin duda el principio es la parte difícil. Una vez pasas los primeros días de estrés luego todo es increíble.

Cuando fui a despedir a algunos amigos al aeropuerto, me encontré con otra compañera de LK que se iba también ese día y lo primero que me dijo es que no quería volver a España. Me dijo que ahora que ya tenía amigos, que dominaba mucho mejor el inglés y que tenía una buena relación con su familia, le tocaba volver.

Sinceramente si yo tuviera que haber vuelto al final del primer semestre no hubiera podido. Estoy muy feliz ahora de haber escogido el año completo.

Bueno espero que os haya sido útil este blog, que os haya gustado y muchas gracias por leerlo, hasta el próximo blog!

¿Quieres ver otros blogs de nuestros estudiantes de Año Académico en el extranjero?

Inés S. en EE.UU. – Capítulo 17

    ¡Hola a todos!Vuelvo a hacer una entrada que nunca pensé que pudiera tener la...

Laura P. En EE.UU. – Capítulo 10

    Holaa a todos! Esta es mi última entrada al blog sobre mi año escolar en EEUU,...

Inés S. en EE.UU. – Capítulo 16

    ¡Hola a todos!Os escribo ya desde España. Mi host sister se vino de vuelta conmigo y...

Manuela P. en Canadá. – Capítulo 10

    hola otra vez!Ya estamos oficialmente en la cuenta atrás...y no me lo creo. Hoy no...

Elena M. en Canadá – Capítulo 18

    EL FINALEsta experiencia en Canadá ha sido toda una aventura y no podía acabarse así...