¡Último día! Pero eso no significa que no vayamos a provechar hasta el último minuto para jugar en el camp.

Nos hemos despertado rodeados de amigas y amigos en unas habitaciones que ya sentimos como nuestras, como ayer, para desperezar el cuerpo, hemos tenido una buena e intensa sesión de energizer, con un montón de canciones, hemos hecho un repaso del programa para saber qué nos depara el día y ¡a desayunar!

Al terminar el desayuno, después de lavarnos los dientes, hemos recogido las habitaciones y hecho las maletas, revisado debajo de las camas, dentro de las taquillas, en el baño,… y hemos dejado el equipaje preparado.

Así que aprovechando un rayito de sol, hemos salido a dar un paseo para jugar el One to win en el otro espacio del campa, una gran pabellón acristalado al que vinimos el primer día para hacer paddle surf.

Así que manos a la obra. Divididos en cinco grupos hemos puesto todo nuestro ingenio, creatividad, imaginación, rapidez y astucia para enfrentarnos a diferentes retos, cada uno más enrevesado que el anterior.

Al terminar hemos repartido los certificados, hemos vuelto al hotel, nos hemos comido el picnic, y, finalmente nos hemos ido a coger el bus.

Una gran marea de besos y abrazos ha envuelto esos últimos minutos, y esperamos de corazón, que vuestros hijos e hijas hayan tenido una gran experiencia en el campamento, y, por supuesto, mejorado el inglés.

Un saludo especial para Lorena y Álvaro, que ha sido genial poder contar con ellos estos tres apasionantes días, y a todos y todas los participantes…

¡OS DESEAMOS LO MEJOR DE TODO CORAZÓN!

Un abrazo inmenso,

Chloe, Carmen, Alfredo y Ale

🙂 🙂 🙂 🙂