Paula MP. en EE.UU. – Capítulo 4 – November, a month to remember

NOVEMBER, A MONTH TO REMEMBER

Este mes ha sido una locura también desde literalmente el primer día.

Suim y yo como ya dije, estamos en la corte de bienvenida, y tuvimos que hacernos fotos con nuestros acompañantes y con los demás estudiantes de la corte.

Sigo jugando con mi equipo, cada día aprendo un poco más a sacar lo que llevo dentro y demostrar lo que valgo, con la ayuda de mi equipo y de mi entrenadora, a la cual admiro, porque nos enseña a jugar tanto en la pista como en nuestra vida.

Mi familia de acogida y mi hermana de intercambio son mi gran apoyo, cada día me demuestran más. Pero considero que merecen su propio capítulo, y si no lo tienen ya es porque no me da la vida escribiendo.

He visitado otro estado, Texas. Fui a un festival del renacimiento, me comí una pata de pavo (que no era pequeña), caminé, mucho, me hice un tatuaje de henna y pasé un buen rato.

¡He vivido mi primer acción de gracias! La comida estaba buenísima, y las sobras de los dos días siguientes igual de buenas. Esta celebración de hizo darme cuenta de que tenemos que dar gracias por lo que tenemos cada día, porque podríamos simplemente no tenerlo.

El Black Friday aquí es una locura también, pero nada nuevo.

Parece un mes normal para una estudiante de intercambio pero ahora viene lo bueno.

¡Me fui de crucero a México!

Fue una experiencia genial, comí todo lo que quise y pude. Fueron cuatros días que ojalá haberlos alargados más. Podría decir que fueron unas buenas vacaciones pero para mí este año lo son también así que fueron unas vacaciones dentro de otras.

El hecho de haber visitado dos países tan distintos en tan poco tiempo tan “fácilmente” y sin mis padres biológicos me fascina y me hace darme cuenta de lo mucho que estamos creciendo tanto Suim como yo con esta experiencia. Hemos creado nuestras propias vidas con tan solo 16/17 años. Nuestra mente ahora funciona de forma distinta. Los dramas adolescentes ya no nos afectan tanto como no haber lavado el uniforme o no haber hecho la cena cuando nos tocaba, u olvidarnos la cartera porque nosotras somos las que pagamos lo que compramos.

He aprendido a darle más valor al dinero y a las cosas que compro; a valorarlas y a valorar el tiempo. Porque ya han pasado cuatro meses y se sienten como uno solo.

Este mes he aprendido que mi mejor amiga siempre seré yo misma, que mi familia siempre estará ahí para apoyarme a pesar de la distancia y que me siento muy afortunada de estar donde estoy y de ser como soy. Mi inglés mejora cada mes, a pesar de seguir confundiéndome y de tener acento.

Por último. No me arrepiento de haber venido aquí; porque, a pesar de que todos se pregunten cómo dos estudiantes de intercambio han acabado en un pueblo de medio de la nada, estas dos estudiantes siempre tienen una sonrisa de oreja a oreja y los ojos bien abiertos porque les encanta este sitio y esta gente.

La próxima semana es nuestro baile de bienvenida y estamos súper emocionadas. Pero eso es otro mes, otra historia y por tanto, otro capítulo.

Hasta entonces queridos lectores.

Recordad siempre disfrutar de las pequeñas cosas.

English

This months has been crazy too since literally the first day. I could say that my heart beat faster than normal.

Suim and I as I already said, we are in homecoming court, and so we had to take pictures with our escorts and the rest court students.

I still play with my team, i learn how to show what i have a Little bit more everyday, show what I´m worth, with my team´s help and my coach, the one that i admire, because she coaches us how to play on the court and in life.

My host family and my Exchange sister are my big support, they show me more everyday. I consider they deserve their own chapter, and if they do not have it yet, is because i need more time to write.

I’ve visited another state, Texas. I went to a Reinassance festival, I ate a turkey leg (that was not small), I walked, a lot, i got a henna tatoo and i had a Good time.

I’ve lived my first Thanksgiving! The food was very good; the leftovers of the next two days were as good as the first day. This celebration made me realize that we have to give thanks for what we have everyday, because we could simply not have it.

Black Friday is crazy here too, but nothing new.

It seems to be a normal month for an Exchange student but now it comes the best part.

I went to Mexico on a cruise!

It was a great experience, I ate all what I wanted and could. They were four days that i wish I could have made longer. I could say that it was a great vacation, but i consider this year a vacation too, so let’s say they were one vacation inside another.

The fact that i visited two very different countries in such a small time so “easily” and without my biological parents fascinates me and makes me realize how much are Suim and I growing with this experience. We have created our own lifes with 16/17 years old. Our minds work different now. The teenage dramas doesn’t affect us as much as not having washed the school uniform, not making the dinner when we had to or forgetting our wallet because we are the ones who pay what they buy.

I have learned to give more value to the money and the things that i buy; to give them value and give value to the time too. Because I have already been here for four months and I feel it as one.

This month I have learned that I will always be my best friend, although I am meeting a lot of great people. I have also learned that my family will always be there to support me in spite of the distance and that I feel very lucky of being where I am and being as I am. My english improves every month eventhough I still get confused and I have got an accent.

To finish. I don’t regret coming here; because eventhough everyone asks how did two Exchange students end in a small town in the middle of nowhere, this two Exchange students always have a big smile on their faces and the eyes wide open because they love this place and this people.

We have got our homecoming next week and we are very excited. But that is another month, another story and so, another chapter.

Until then lovely readers.

Remember to always enjoy the little things.

¿Quieres ver otros blogs de nuestros estudiantes de Año Académico en el extranjero?

Sofía C en Canadá – Capítulo 6 – Un mes difícil

    CAPITULO 6El capítulo anterior os narraba como habían sido mis vacaciones, los...

Paula MP. en EE.UU. – Capítulo 8 – Marzo, mes de cambios

    Marzo de cambiosCreo que de todos los meses, este ha sido el más loco e...

Paula MP. en EE.UU. – Capítulo 7 – Febrero, mes de brasero

    Febrero, mes de brasero.Nunca pensé que podría enamorarme tanto de un deporte, de un...

Sofía C en Canadá – Capítulo 5 – Emociones

    CAPITULO 5 Tantos contrastes, tantos sentimientos y emociones… me he dado tiempo, lo...

Paula MP. en EE.UU. – Capítulo 6 – Enero, un mes pasajero

    Enero, un mes pasajero.Nada es perfecto. Pero eso no es nada malo; a veces la vida...