Paula MP. en EE.UU. – Capítulo 8 – Marzo, mes de cambios

Marzo de cambios

Creo que de todos los meses, este ha sido el más loco e inesperado.

No me gusta repetirme, pero es que cada día la vida me sorprende más.

Todo comenzó cuando decidí tomar una de las decisiones más importantes de este intercambio: cambiarme de familia de acogida. Como ya sabéis, este trámite no es fácil, razón por la cual esperé tanto tiempo a parte de no querer herir sentimientos. Pero hay veces que, por mucho que nos empeñemos en que algo funcione, en vez de conectar, nos hace separarnos incluso más.

Tuve que buscar una familia a contrarreloj porque no quería en absoluto cambiarme de instituto o incluso de estado. Empecé a mandar mensajes a amigos. A pesar de tenerme aprecio, no todo el mundo tenía el dinero o sitio suficiente para una persona más (lo cual yo entiendo perfectamente). Y así de repente, una compañera de mi equipo se ofreció a acogerme; os podéis imaginar mi cara de alegría. En dos días ya estaba viviendo en su casa; los trámites en esta ocasión pudieron hacerse muy rápidamente.

Como ya sabéis aquellos que leéis o seguís en redes sociales, yo vivía con una estudiante de intercambio de Korea del Sur: Suim Park. No voy a entrar en mucho detalle en ella porque tiene su propio capítulo en este blog. Ella decidió quedarse con la familia. Todo iba bien ya que, ambas seguíamos viéndonos en clase y entrenando juntas, además de apoyarla en sus partidos. Ella jugaba a softball mientras yo entrenaba para atletismo.

Tres días más tarde, un mensaje de nuestra coordinadora cambió nuestra experiencia para siempre. La agencia americana nos estaba recomendando que volviésemos a nuestro país de origen debido al COVID-19. Os podéis imaginar la angustia que teníamos todos encima. Me pasé el día entero hablando con mi coordinadora, mis padres, mi familia de acogida, con Language Kingdom…

Toda la información era muy confusa. Esa noche me quedé despierta esperando una llamada, un mensaje, respuestas a las Miles de dudas que rondaban mi cabeza.

Mi familia de acogida no quería que me fuera si no era necesario y mis padres estaban de acuerdo en que me quedara. Tras unas cuantas llamadas, un par de documentos y un poco más de estrés, conseguí quedarme; o al menos por ahora. He aprendido a pescar y he comido cangrejos de río por primera vez. Como chica de ciudad diré que ha sido genial comer lo que he cazado.

Mi hermana Suim no tuvo tanta suerte; no todas las familias aceptaron la responsabilidad de seguir acogiendo al estudiante. Tuve que despedirme de ella en 20 minutos, así como si nada; sin llorar. Pero en el fondo sabía que me estaban quitando una parte muy grande de mí. Otros tres estudiantes también tuvieron que marcharse.

Para añadir a todo este estrés, tuve que ir a cambiar la compañía de mi teléfono, la cual estaba vinculada a mi antigua familia, para tener una tarjeta de prepago. Estuvimos 5 horas intentando arreglar todos los problemas que tenía. Esta nueva tarjeta de prepago era una barbaridad de dinero que yo no podía permitirme. En esa misma tienda, había un hombre que mi familia conocía. El estaba allí de casualidad ya que acababa de romper su teléfono. El me hizo un par de preguntas sobre mi vida como estudiante de intercambio. Así de la nada, decidió pagarme no solo un mes, sino tres meses de esa tarifa de datos. Pagó en efectivo e hizo quedarme con el cambio. Lágrimas salían de mis ojos; estaba mentalmente agotada y al fin pude suspirar; un poco de paz en todo este caos.

No sé qué va a ser de mí estos próximos días, pero de momento, con mucha precaución y sintiéndome muy agradecida de estar viva.

Ahora más que nunca, tengo que aprovechar con mi familia.

Ahora más que nunca creo que es un nuevo comienzo.

Cuidad de vosotros mismos.

 

 

March of changes

I think that this month has been the craziest and most unexpected out of all of the months.

I don’t like to repeat myself, but every day that passes, life surprises me more.

Everything began when I decided to make one of the most important decisions of this exchange: change to another host family. As all of you know, this procedure is not easy, which is one of the reasons why I waited so long apart from not wanting to hurt any feelings. But there are times that, even if we pawn to make something work it makes us fall apart even more instead of connect us.

I had to look for a new family very fast because I didn’t want to change to another school or even state. I started to text my friends. Eventhough they appreciate me, not everyone had the money or doce enough for one more person (which I absolutely understand). However, all of the sudden, a teammate offered to help me; y’all can’t imagine my happy face. Two days after I was living in their house; the process was pretty quick.

As the people who reads me le follows me on my social media know, I used to live with another exchange student from South Korea: Suim Park. I’m not going to talk about her much because she has her own chapter in this blog. She decided to stay with the family. Everything was going good, we still saw each other in class and practicing together, besides supporting her at her games. She played softball while I prepared for track season.

Three days after, a text from my coordinator changed our experience forever. The American agency was encouraging us to go back to our countries due to COVID-19. Y’all can imagine our anguish. I spent the day talking with my coordinator, my parents, my host family, Language Kingdom…

All the information was confusing. I stood up all night that day waiting for a call, a text, thousands of doubts in my head.

My host family didn’t want me to leave if it was not required and my parents agreed on me staying. After a some calls, a few contracts and some more stress, I got to stay, or at least for now. I have learned how to fish and I also have eaten crawfish for the first time. As a city girl, let me tell you all that it feels good to eat what I had hunted.

My sister Suim didn’t have that much luck; not all the families accepted the responsibility of keep hosting the student. I had to say goodbye in 20 minute, as if it was nothing; without crying. But I knew that they were taking away from me a very big part of myself. Nevertheless, three other exchange students also had to leave.

To add up to all this stressful situation, I had to go to the store and change my phone company, which was linked to my first hostfam, so that I could have a prepaid card. We spent 5 hours trying to fix all the problems that I had. This new card was extremely expensive and I couldn’t afford it. In this same store, there was a man that my family knew. He was in there as a causality, as he had just broken his phone and was getting a new one. He asked me a few questions about my exchange life. Suddenly, he decided to pay me for that phone plan that I needed; he didn’t just pay me for one but three months. He paid with cash and made me keep the change. Tears went down my cheeks; I was mentally exhausted and I could finally sigh; a little bit of peace in all this chaos.

I do not know what is going to happen with me these following days but for now, I have precaution and I feel very grateful of being alive.

Now more than ever I have to connect with my family.

Now more than ever I believe this is a new beginning.

Take care of yourselves.

¿Quieres ver otros blogs de nuestros estudiantes de Año Académico en el extranjero?

Paula MP. en EEUU – Capítulo 11 – El principio del fin

ESPAÑOL Dicen que tienes suerte si echas de menos, porque eso significa que valoras lo que tienes...

Sofía C. en Canadá – Capítulo 7

Bienvenidos a un nuevo blog gente. Lo primero de todo quiero deciros que espero de corazón que...

Paula MP. en EE.UU. – Capítulo 10 – It’s Corona time

    IT´S CORONA TIME. Antes de empezar esta experiencia, nosotros, los estudiantes de...

Elena S. en EE.UU. – Capítulo 6 – Un febrero especial

    ¡Hola por un mes más! Aquí me encuentro de nuevo, contándoos mi experiencia un mes...

Inés GL. J1 en Texas EE.UU. – Videoblog 3

  ¿Quieres ver otros blogs de nuestros estudiantes de Año Académico en el extranjero?...