Estimadas familias,

¡Ya asentados en Boston!

Un poco más habituados al cambio horario, comenzamos a seguir la rutina diaria de aquí.Como sabéis, el primero fue un día de madrugones, nervios, ganas de conocer a los nuevos compañeros, y aún más de llegar a nuestro destino.

Después de un aterrizaje sin mucho retraso y haber pasado la aduana sin problema alguno, el staff de la escuela nos esperaba en la zona de salidas para conducirnos, por grupos pequeños, hasta la que será nuestra escuela durante las próximas semanas: Boston School of English.

Allí, uno de los momentos más especiales del viaje: el encuentro con nuestras hosts que, ya muy tarde, nos esperaban para llevarnos a casa y poder descansar hasta el día siguiente.

Estábamos tan cansados del día anterior, que la mayoría de nosotros agradecimos que la hora del punto de encuentro del día siguiente fuera a las 12 de la mañana. Nos dio tiempo a despertar, recargar pilas, y conocer un poquito más a cada hosts.
Algunos, de hecho, pudieron hacerlo durante todo el día, ya que parte del grupo se quedó todo el día disfrutando de sus familias; El resto de nosotros, nos dirigimos por primera vez al city centre en busca de cobijo para resguardarnos del mal tiempo (¡lluvia y mucho calor!), y aprovechamos para que los chicos conocieran uno de los mayores centros comerciales de Boston, the Prudential Center, donde también volveremos esta semana para subir a su top floor y disfrutar de las vistas panorámicas que ofrece este rascacielos.
Hoy, ya con San Lorenzo acompañándonos durante todo el día, hemos quedado mucho más temprano, a las 08.30, delante de la escuela, para comenzar nuestro primer día de clases.
Conocimos a Sandra, Directora de la escuela; a Carlos, Activity Leader; y nuestra Head of Studies. Hemos hecho un test de orientación para que puedan calibrar nuestro nivel de inglés y, además,  hemos tenido un orientation tour donde nos explicaron las normas de la escuela, las cosas a tener en cuenta, y también un pequeño paseo para conocer los alrededores y poder disfrutar de ellos a lo largo de estas semanas.
Después de comer (wrap de pollo o vegano, chips, y bebidas), ¡empezamos nuestra primera actividad de la semana! Tras coger el autobús urbano y metro, Carlos nos condujo hasta el corazón de Boston para hacernos un pequeño walking tour, conociendo los lugares céntricos más destacados: nos hemos bajado en la parada de Downtown Crossing, hemos cruzado el Public Boston Garden y, por último, hemos recorrido la zona de Back Bay East, pasando por la increíble Biblioteca Pública o Trinity Church.
¡¡Y todo ello caminando!!
Tras un rato de free time bien merecido, de vuelta a casa para descansar, cenar.. y recargar pilas para mañana, ¡más y mejor!