Buenas noches a todos!!

¿Cómo vais? ¿Ya echándolos de menos? Bueno por aquí no nos están dejando dormir mucho pero estamos disfrutando todos del viaje un montón!

Para empezar el día hemos bajado a desayunar a as 8.00 de la mañana y a las 9.00 ya estábamos listos para salir a empezar el día! 

Comenzamos con un viaje en tren hasta la estación de Charing Cross que se encuentra al ladino de nuestra primera parada: la National Gallery! Hemos recorrido sus salas durante dos horas y resuelto un quiz sobre el museo en el que hasta nos hemos sacado algún selfie con alguno de los trabajadores del lugar!

Después hemos seguido nuestro camino y parado en Neil’s yard. es muy probable que no os suene de nada, pero es una pequeña platica con mucho encanto y unas casas de colores preciosas, estupendas para lucir en nuestro Instagram!

Un poquito más allá estaba Covent Garden. Una zona con su encanto con tiendas para gente con alto poder económico pero también su famoso Apple Market, música en directo y su tienda de juguetes muy antigua.

Tras una horita continuamos hacia Chinatown. Hemos escogido esta zona para comer hoy, unos aprovechado para probar comida oriental y, otros, han tirado directamente de McDonald’s (qué sorpresa!).

Caminamos hacia Picadilly Circus y cogemos el metro para llegar a King’s Cross. A los que tenéis hijos fans de Harry Potter seguro que os suena este nombre y más os sonará ese andén 9 y 3/4 en el que nos hemos hecho una foto y, por supuesto, hemos visitado la tienda de Harry Potter.

Bastante cansados ya pero aún con algo de energía, hemos emprendido nuestro camino hacia Waterloo para llegar al London Eye. Allí hemos cogido el barco hasta Greenwich en el que hemos podido apreciar de una vista diferente de Londres y de zonas por las que no hemos pasado.

En Greenwich nos dirigimos hacia su parque recorriéndolo hasta su punto más alto para no dejar de apreciar las maravillas de esta ciudad. Nó veáis si merece la pena ver todo desde su mirador, además de ese trocito del meridiano de Greenwich que se puede ver fuera del observatorio.

Y por si no hubiéramos caminado suficiente, hemos recorrido el otro lado de Greenwich y un poco las calles de los alrededores de la residencia para llegar extasiados tras algo más de 17 km de actividad en el día de hoy!

Dejamos las cosas y hemos ido a por nuestra cena bastante hambrientos ya. Después hemos disfrutado de una horita jugando en el jardín de la residencia y charlando con nuestros compañeros para a las 10 volver a nuestras habitaciones a dejar las maletas preparadas, ducharnos y dormir pronto porque mañana nos toca un día muuuuuy largo.

Mañana ya os cuento más. Un saludito!!

Raquel