Buenas noches,

A las 8:00h nuestros monitores nos despertaban con la música a “toda pastilla”, y eso que alguno de nosotros y nosotras ya llevábamos un tiempo despiertos, aunque  respetamos el descanso de todos nuestros compañeros, y eso siempre es de agradecer.  20 minutos después de que nos levantaran, nos fuimos para la sala de actividades para comenzar con un baile y despertarnos del todo.  Sobre las 8:40h nos tocó ver el plan de actividades de hoy y recoger nuestras habitaciones, que había alguna que necesitaba un buen arreglo.

Eran las 9:00h de la mañana, y cuando bajamos a la planta baja nos encontrábamos el comedor preparado para el desayuno: cola-cao, zumo de naranja, galletas, croissants, cereales variados… Teníamos todos los elementos necesarios para coger las fuerzas para el día tan largo e intenso que teníamos por delante.

A las 10:00h aproximadamente comenzamos la mañana en dos grupos, el primero con un taller ‘Oil Bracalet’ o pulseras de aceite, algo que a los chicos les llamó mucho la atención. Aprendimos el vocabulario y luego como hacer este taller, todos se llevan ya un pequeño recuerdo de este camp y seguro que no olvidarán nunca todo lo aprendido en este ratito. El otro grupo se fue derecho a la playa de la Rapadoira para comenzar una de las actividades destacadas de este SeaCamp, Surf, tras superar la ardua tarea de ponerse el neopreno nos metimos al agua y comenzamos a disfrutar con esta actividad acuática. Tras finalizar hicimos intercambio de grupos y los que primero habían echo el taller se dirigieron a la ría y biceversa.

A las 14:00 h nos sentamos a comer la comida tan rica que nos esperaba: espaguetis, carne con patatas y ensalada y flan y fruta para el postre. Se nos notaba que ya estábamos un poco  cansados.. Terminada la comida fue hora de lavarnos los dientes y realiza un jugo de vocabulario que Perry, nuestro monitor nativo preparó para nosotros, es este pudimos aprender mucho vocabulario y nos dimos cuenta de todo lo que ya sabíamos. Y tras esto nos prepararmos para irnos a la playa a realizar nuestros bloque de deportes alternativos. Merendamos allí ya que el día nos acompañaba y tras esto nos fuimos para el albergue a seguir con la actividad de videoclip.

A las 19:30 llegó el  tiempo para ducharnos y realizar el «Talking to myself” es decir, nos dedicamos a repasar todo lo que fuimos viendo y aprendiendo durante todo el día, muchos se dieron cuenta de la cantidad de cosas específicas que habían visto a lo largo del día lo mejor para finalizar la tarde, tiempo para la reflexión de nuestros aprendizajes.

Tras una deliciosa cena de puré de calabacín, hamburguesa con patatas y ensalada y natillas,  tocó “The Code”, un juego donde ponemos en práctica nuestro inglés además de nuestra memoria, muy importante para el desarrollo del juego, pues de ella depende que completemos el código que nos toca por equipo y que nos dará la victoria.

Tras un día muy intenso y cargado de actividades solo queda ver algunos de los mejores momentos, espero que disfrutéis con las fotos aunque no creo que la mitad de lo que ellos han disfrutado haciendo las actividades…