¡Hola mamás y papás!

¿Cómo va eso? Nosotros por aquí genial 😀 .Ya hemos llegado y nos hemos instalado en las que serán nuestras habitaciones por el resto de la semana.

Ayer fue un día largo de viaje. Nos encontramos con Aitor (un monitor que estará los primeros días con nosotros), conmigo, los profesores y todo el grupo en el aeropuerto. Repartimos las tarjetas de embarque y facturamos todo el equipaje sin problema alguno antes de subir en el avión destino Londres. Tuvimos mucha suerte porque el avión salió a tiempo y el viaje se nos hizo muy rápido. Para algunos era la primera vez que volaban así que fue toda una experiencia emocionante.

Al bajar del avión fuimos rápido a recoger las maletas que, siguiendo con nuestra racha de buena suerte, salieron las primeras! 😀 y ya nos dirigimos después a los controles de pasaporte y salimos del auerouerto para coger el autobús privado que no llevaría a Canterbury.

Ya era tarde y se notaba el sueño y, sobre todo, los nervios por llegar a la residencia, conocer al staff, ver las habitaciones, etc, etc. Así que nada más llegar a nuestra residencia, Chaucer College Canterbury, nos recibieron allí Debra y Bran. Ellos nos dieron la bienvenida, nos explicaron algunas reglas sencillas que hay que seguir (como no hacer ruido por la noche, por ejemplo). Debra es la coordinadora de actividades de la Chaucer College y hay que decir que es una mujer super amable y cariñosa con los niños, que está siempre atenta a todo. Bran es un monitor también muy agradable de la escuela.

A cada uno le dieron su lanyard con el nombre y un teléfono de emergencia, además de su llave individual para entrar en la habitación y una llave electrónica para acceder al módulo. Les explicaron que deben llevarlo siempre encima, incluso cuando salgamos de la residencia, para estar siempre identificados y tenerlo todo controlado. Los niños duermen en un módulo y las niñas en otro, están juntos uno del otro, pero con un acceso independiente y siempre supervisado por los monitores y profesores.

Y después de esta introducción al funcionamiento de la escuela, de recoger las llaves, etc., nos fuimos a comer unos snacks que nos tenían preparados para nuestra llegada. (Para los ingleses era muy tarde para una cena), pero nos dieron fruta, yogurt, patatas de bolsa, galletas, chocolate…, y se aseguraron de que quedásemos bien alimentados.

Ya no había tiempo para más, así que nos fuimos a instalar ya en las habitaciones, nos dijeron dónde estaban los baños y nos pusimos a dormir. Necesitábamos recargar energía porque hoy tenemos un montón de cosas que hacer. Empezamos con un tour para conocer la residencia, después tendremos clase y a continuación conoceremos Canterbury. También tendremos una actividad por la noche, pero eso ya os lo cuento mañana! 🙂

Stay tunned! 😀