¡Hola a todos y todas!

Ya nos queda poquito para volver a España. Parece que fue ayer cuando aterrizamos en Irlanda, y es que el tiempo vuela cuando te lo pasas bien!

Esta mañana nuestro ya conocidísimo Activity Leader Graeme nos llevó a Dublinia, un museo interactivo sobre las época vikinga y medieval de Dublín, es decir, sus primeros siglos de historia. Descubrimos que la ciudad fue inicialmente un campamento asentado por vikingos, que bautizaron el lugar como «Dubhlinn», que significa laguna negra. Aprendimos muchas cosas sobre cómo se vivía en aquella época de una forma muy divertida y graciosa.

También pudimos ver por fuera la Catedral de Christ Church, uno de los edificios más bonitos e impresionantes de la ciudad, caracterizado por sus ventanas con cristaleras de colores y por el puente que atraviesa la carretera.

Tras un poco de tiempo libre para comer y pasear, los chicos y chicas tuvieron su últica clase en Atlas Language School, esta vez con una nueva profesora, Anna. La clase de hoy era especial, porque tenían que presentar individualmente las exposiciones que llevaban días preparando! Al principio estaban muy nerviosos y nerviosas, pues hablar en público impone (y más en otro idioma!), pero todos y todas lo hicieron genia. No sólo le echaron valor, sino que además han mejorado su nivel de inglés. ¡Un aplauso para ellos!

Después, los estudiantes recibieron un diploma de Atlas Language School certificando el curso que han hecho.

Ahora toca disfrutar esta última noche con las familias y empezar a hacer las maletas.

Os echamos de menos a los que estáis en España… pero nos queremos quedar en Irlanda!!