Hellooooo everybody!!!

¿Cómo andáis? Nosotros estamos alucinando de lo rápido que se nos ha pasado la semana.
Hoy hemos tenido clases de inglés por la mañana en nuestra súper escuela de Hastings, es que así da gusto estar en clase, de verdad.
Después de comer los packlunch preparados por nuestras familias, ha comenzado el «selfie contest». ¿Qué es eso? Pues veréis: nos han dado una hoja con varios retos de fotografía. Por ejemplo: hacernos una foto con un animal, con el edificio más antiguo de la ciudad o incluso con un policía, ¡madre mía! Total, que ya, lo que es la vergüenza, la hemos perdido enterita. Había que intentar hacer las fotos más originales, ya que había premio, jejeje 😉
Luego, nos hemos ido a un restaurante en Hastings a probar el famoso plato ‘fish and chips’. Ya era hora, después de una semana entera viendo carteles constantemente con platos con este nombre… Y qué bien nos ha sabido, ¡nos hemos quedado genial!
Tras la entrega de premios del concurso de selfies, y explicar algunas cosillas antes de iniciar nuestro viaje de vuelta, nos hemos ido todos a casita.
Sí papis y mamis, mañana volvemos, pero la depresión «post-Hastings» va a ser difícil de quitar.