Hola a todos y todas!

Cuando leáis esto, ya estaremos de vuelta en casa!

Ayer fue nuestro último día en Dublín, ¡pero aún nos quedaban cosas por hacer!

Por la mañana nos despedimos de nuestras respectivas host families al salir de casa, y fuimos al famoso Trinity College, donde hicimos un Tour del campus, guiado por una estudiante del propio Trinity. Aprendimos un montón de datos interesantes y curiosos. Además, nos sorprendimos por la belleza del campus, tan antiguo e histórico. ¡No nos importaría estudiar en un lugar así!

Después, fuimos caminando al Museo de Historia Natural de Dublín. Allí vimos un montón de animales, fósiles, muestras de plantas y exposiciones.

Ya faltaban poquitas horas para irnos al aeropuerto, así que los chicos y chicas tuvieron un rato de tiempo libre para comprar unos últimos souvenirs, comer, y pasear por las calles que tan bien nos han acogido esta semana.

Finalmente, llegó el momento de subir al autobús que nos llevaría al aeropuerto. En el trayecto, todos y todas aprovechamos para hablar y reflexionar sobre esta semana, tan intensa, divertida, enriquecedora y bonita. Las profesoras Amalia y Silvia leyeron unas palabras, ya que se sentían muy felices y orgullosas de compartir esta experiencia con estos alumnos, a los que conocen desde hace tantos años.

Una de las frases que dijeron fue:

«En la vida hay dos cosas importantes que os pueden dar y que podeis fortalecer: Raíces y alas. Si pensais que el inglés que vemos en clase es sólo para aprobar una asignatura espero que este viaje os haya enseñado que es una herramienta más que os ayude a desplegar esas alas, a probar nuevos caminos, nuevos sueños a experimentar de lo que sois capaces.»

Y de eso, exactamente, tratan las Ministays.

Espero que hayáis disfrutado de este viaje tanto como yo, habéis sido un grupo maravilloso y espero que volvamos a coincidir en el futuro. Sois unos chicos y chicas estupendos y espero que sigáis desplegando vuestras alas, aprendiendo y cumpliendo todos vuestros sueños. ¡Gracias por hacer que este trabajo sea el mejor del mundo!

Hasta la próxima 🙂