María V. en Canadá – Capítulo 4

CAPÍTULO 4

¡Hola a todos de nuevo! Bienvenidos una vez más a mi blog. Esta vez toca hablar de un tema un poco menos alegre de lo que me gustaría, pero una de las razones por las que empecé este blog es para mostrar todas las experiencias que iba a vivir, tanto las buenas como las malas, y dar todos los consejos que pudiera, para que si alguna vez, alguna de las persona que lo leyera, vivía lo mismo, le fuese útil. Pero como no todo es malo, ni todo es bueno, siempre va haber de todo,  también tengo cosas increíbles que contaros.

Como ya nos comentaron antes de venir, íbamos a tener un pequeño bajón sobre esta fecha. Afortunadamente yo puedo decir que el mío no ha sido exageradamente malo. Sí que he tenido algún día en el que me preguntado que que estaba haciendo aquí, a más de seis mil kilómetros de mi familia, de mi casa, de mis amigos… Pero son estos momentos en los que me doy cuenta de todo lo que tengo aquí, de la nueva familia tan increíble que tengo y de todas las personas que han tenido la paciencia de ser mis amigos a pesar de que mi ingles no fuese el mejor al principio. Porque si, gracias a esos momentos puedes darte cuenta de que has dejado la vida que tenías en España para tener una nueva, la cual eliges y construyes tú desde el primer momento que llegas aquí.

Y con esto no os quiero dar una mala impresión de esta experiencia ni mucho menos, pero no os voy a mentir, algunos días tristes tendrás, la cantidad ya depende de ti. Puedes elegir quedarte en tu habitación dandole vueltas o intentar distraerte y hacer cosas con tu familia y amigos que te hagan olvidarte de ello.

Dejando a un lado ya esa pequeñísima parte de este viaje, también os quería hablar del tema amigos. Uno de los temas que más salió y del que más miedo tenían los estudiantes en la reunión que tuvimos en junio, antes de venir, era el tema de no poder hacer amigos. Y por eso de verdad no tengáis ningún miedo, porque puede que no hagáis amigos canadienses el primer mes, pero internacionales vais a tener un montón. Ellos están en la misma situación que tú y entienden perfectamente lo que estas viviendo, os vais a entender estupendamente y vais a crear una amistad que parece que os conocierais de toda la vida.

Hacer amigos canadienses no es fácil pero tampoco imposible, ellos están muy acostumbrados a  tener internacionales en el colegio, no es como en España, que si llega un internacional a tu clase todo el mundo esta pendiente de él o ella. Aquí es muy normal, cosa que si lo miras por el lado positivo, hace que te traten como uno más, ayudándote a integrate mejor. Puede que al principio sean un poco fríos, pero una vez que cogen confianza contigo, te tratan como si fuerais amigos de toda la vida.

En el tema relación entre alumnos y profesores es bastante diferente a España. Aquí los profesores y los alumnos son como amigos pero siempre está presente el respeto por ambos lados. Si estás teniendo cualquier problema con cualquier clase, sobre todo al principio, no dudes en ir a a hablar con el profesor, te va a entender perfectamente y ayudar en todo lo que este en sus manos. Y si no es suficiente la ayuda de tu profesor siempre vas a tener la ayuda del EAL teacher, un profesor que está en el colegio ayudando exclusivamente a los internacionales. Por lo que no tengáis ningún miedo en cuanto al tema académico, que vas a tener apoyo por todos lados.

Dejando a un lado los temas serios ahora toca hablar de algo más divertido. Diciembre ya está aquí, lo que significa que no vas a parar de ver coches con árboles en el techo por todos lados y decoraciones de navidad en cada milímetro de tu casa. Aquí es tradición ir toda la familia a cortar o comprar el árbol de navidad y decorarlo todos juntos. Al igual que decorar la casa por dentro y por fuera.

Si estáis pensando en volver a casa por Navidad, yo os recomiendo que os quedéis aquí, porque cuántas oportunidades vais a tener de vivir una Navidad canadiense. Puede sonar un poco duro pasar estas fechas alejado de tu familia, pero sinceramente para mí es súper emocionante vivir aquí unas navidades. Disfrutar de tiempo con mi host family, aprender de las costumbre canadienses y de sus costumbres familiares, jugar con la nieve, ir a esquiar, hacer galletas navideñas y un montón de cosas que te puedes perder si vuelves a España.

Bueno nada más que decir por hoy, tan solo desearos una estupendas navidades y un feliz año nuevo a todos. ¡Hasta el próximo blog!

¿Quieres ver otros blogs de nuestros estudiantes de Año Académico en el extranjero?

María V. en Canadá – Capítulo 6

    Capítulo 6Hola a todos y bienvenidos de nuevo a mi blog! Ya ha pasado marzo, como...

Laura P. En EE.UU. – Capítulo 8

    ¡Hola a todos! Esta semana os voy a contar cómo ha sido mi increíble semana en...

Inés S. en EE.UU. – Capítulo 10

    Hola a todosEn el blog de hoy os quería hablar de lo que hice el fin de semana. Mi...

Julia R. en Canadá – Capítulo 7 – Resumen

    BLOG FINALEn Canadá he vivido 5 meses maravillosos que nunca olvidaré y que...

Leire R. en Canadá – Capítulo 20

    HellooMe da pena empezar este blog porque ya va a ser el último.  Desde Septiembre...